Quien soy

Soy Alicia,
Treintañera. Española nacida en Granada, aunque vivo en Marruecos desde hace varios años.

Un día dejé una carrera de Psicología aparcada, y tengo un titulo de Integradora Social… que nunca usé.
En mi opinión, los títulos no hacen a las personas.
Soy mucho mas de lo que estudié en las aulas. Soy, además, todo eso que mientras tanto fantaseaba con hacer, y que ahora trato de poner en practica con el único afán de ser feliz y demostrar(me) que lo que es utopía para unos, puede ser un modo de vida factible, y fuente de felicidad para otros.

Los viajes han marcado mi vida.
Viajo desde que tengo uso de razón, pues sembraron en mi esa semilla viajera cuando era bien joven, y parece que germinó y fue creciendo cada vez con mas fuerza.
Sin duda, hay un viaje que marcó un antes y un después en mi vida, fue a Marruecos, en 2009: mi primera toma de contacto con el país en el que ahora vivo, entre dunas, y mi primer acercamiento a Africa, un continente que nunca deja de sorprenderme y despierta mis ganas de seguir descubriéndolo, en cada nuevo viaje, a pesar de su dureza.

 

Un día decidi que quería salir de mi zona de confort y descubrir otras miradas. Cuando dejé de tener compañía para viajar me vi delante de un precipicio sin saber que hacer… ya había volado otras veces, pero siempre de la mano de alguien… lo cual me dio cierta seguridad.

A pesar del bloqueo y del miedo decidí saltar al vacío. Mas allá de las fronteras, mas allá del idioma, mas allá de las propias barreras mentales que nos crea nuestra sociedad… Y volé… y mis alas se abrieron, como siempre. Y no solo viví grandes experiencias, sino que me conocí mas a mi misma, mis propios sueños fuera de la cultura del “que esperan de mi” y mas en la cultura de “que espero yo”

Entonces tenía 23 años… el comienzo no fue facil. Ahora con unos tantos mas (estrenando los 30!), miro atrás las huellas que dejé desde entonces… En este tiempo perdí y gané. Pero sobre todo desaprendí y reaprendí. Emprendí… Me caí, me levanté. Aprendí a confiar en mi y seguí luchando por aquello en lo que creia.

Hoy, a pesar de los reveses incontrolables que forman parte de la vida, me aferro al optimismo y a la seguridad de que si se sabe aprender de las experiencias vividas, y se camina hacia un objetivo, se pueden alcanzar los sueños que uno tiene. Aunque haya cientos de voces atrás diciendote que no es posible.

Hoy, las dunas naranjas que hay detras de mi, me siguen sacando esa misma sonrisa de felicidad… con unas pocas arrugas mas, que crecen como las experiencias vividas y las lecciones aprendidas. Las cosas no solo son factibles cuando las ha hecho alguien antes, tambien pueden serlo cuando alguien tienen el valor de hacerlas por primera vez. www.nomadeandoando.com 

Une photo publiée par Alicia Benito (Tabkhucht) (@nomadeandoando) le

 

Vivir en el desierto (Marruecos)

Ahora vivo en el desierto, pero no fue hasta 2010 cuando descubrí mi pasión por el lugar, después de varios viajes acompañada, y mucho mas en solitario.

Dejé el asfalto de Granada por las dunas de Erg Chebbi, dónde vivo en un pequeño pueblo de menos de 500 habitantes, con calles de tierra y horizontes infinitos, en una humilde casa de adobe, tratando de convivir en una cultura distinta a la mía, y combinando una vida sencilla y tranquila, con mis ansias de conocer otros lugares.

 

El desierto pulió una valentía que yo tenía, pero no sabía que vivía en mi.
Me enseñó que no todo lo aprendido es aplicable en todas partes… por lo que desaprender a veces es la mejor vía para seguir aprendiendo.
Practiqué el desapego de las cosas innecesarias sin ningún esfuerzo, pues mas bien fue un proceso en el que comprobé que todo lo que necesito cabe en una mochila (o en una vieja Citroen C15, mi compañera de aventuras puntual), por lo que en lugar de acumular cosas, cada día tengo menos, pero más útiles.

 

El punto de inflexión

Un día, una etapa de “ansiedad”, me puso en mi sitio, y me adoctrinó durante meses… Fue el punto de inflexión, aunque en ese momento no lo sabía.
De sus enseñanzas me quedé con la certeza de que no quiero volver a tener que verle la cara para plantearme si estoy siguiendo el camino que a mi me hace feliz, o el que hace feliz a la mayoría. Por ello trato de vivir consecuente a mi felicidad, como todo el mundo, supongo, con la peculiaridad de que lo que a mi me a hace feliz supone a veces ir contracorriente o salirse de lo “normal/habitual”.

 

Viajes: sola, acompañada, de huida, de “desaprendizaje”…

Nomadeando ando. Blog de viajes

 

Viajé para visitar, para conocer, para desaprender y aprender, para huir…
Viajé sola y acompañada.

Salí con muchas preguntas y volví con muchas mas… el mundo es grande, las realidades numerosas y las formas de vivir para ser felices, infinitas, por lo que mi día a día consiste en caminar mi propio camino… y tratar de ser feliz.

Suelo viajar lento y sin planificar demasiado, empapándome y aprendiendo de las gentes y experiencias enriquecedoras que te regala el camino.
No tengo un afán especial por sumar países a mi pasaporte a toda costa. Repito destinos que me han gustado, pues creo que casi todos los países son lo suficientemente grandes como para redescubrirlos en cada nuevo viaje, aunque le dediques un mes o mas.

Me gustan más las rutas “invisibles”:
caminos nómadas y viajes alternativos. Salirme un poco de lo típico, de lo que siempre “hay que” ver, de los “imperdibles” habituales de cada lugar. Es entonces cuando me pasan cosas inesperadas, y vivencias memorables.

Durante mis viajes solo eché de menos a muchas personas, unos pocos gatos, y ningún objeto.

 

Qué es “Nomadeando ando”

Nomadeando ando NO es un blog de viajes mas.

Es un espacio de experiencias, anécdotas e historias viajeras tanto de mi vida en el desierto como en otros lugares, y algún consejo para tus viajes.
No vivo del blog, por lo que todo lo que escribo tiene un único fin de entretener, e inspirar. Animarte a que hagas lo que te hace feliz, aunque suponga ser un “bicho raro”. Y que lo hagas a pesar de los miedos e inseguridades.
Yo también me asusto, y lloro, pero cuando me tropiezo, me levanto y sigo NOMADEANDO 🙂
También es un espacio para que participes y compartas tus experiencias.
Estos son sus principios.

 

De qué vivo:  Mi trabajo

 

* Trabajo en mi propia agencia de viajes por Marruecos (Tour Por Marruecos), la creé con mucho esfuerzo y cariño, después de haber recorrido en profundidad el país.
Con la ilusión de una viajera enamorada de un país cargado de contrastes.
Con ganas de mostrar su belleza natural y pura, como yo la conocí, junto a un gran equipo humano, con la filosofía de que “cada viajero es un mundo”.
Son mas de 6 años dedicados a ello, y muchísimas las personas que me dieron la oportunidad de mostrarles un Marruecos auténtico.

 

* Además vendo mis fotos por el mundo y de Marruecos.

 

* Escribo textos para diferentes medios (blog, agencias…)

 

 

Si te apetece nomadear conmigo desde casa, o estás pensado en viajar pero no terminas de animarte.
Si necesitas consejos o inspiración para tu viajes, o simplemente entretenerte un rato
¡quédate por aquí!

Suscríbete para recibir todas las novedades en tu correo.
(nada de spam ni bombardeo de mails. Como mucho uno semanal)

textura