Mujeres de hierro (Mamma Addi)

Mamma Addi

Con motivo de la celebración del día de la mujer trabajadora, me quedé unos días reflexionando y asimilando lo lejos que estamos todavía de lograr la igualdad entre hombres y mujeres, porque son pesadas las cadenas que enlentecen nuestros pasos:
Analicé la hipocresía política que hay detrás de muchas de las celebraciones que suceden este día,
y me indigné leyendo textos religiosos de las sagradas escrituras, que ponen a la mujer por debajo del hombre, y que gran parte de la sociedad entiende literalmente, predica y se comporta acorde a ello.

También pensé en todas las mujeres fuertes, cada vez más, que luchan cada día para hacerse un hueco en un mundo machista:
Todas esas mujeres que tenemos la educación para formarnos y demostrar la igualdad desempeñando un oficio,
que tenemos la capacidad de gritar igualdad en una canción o llorarla en un poema.
Todas esas mujeres conscientes de la desigualdad, que luchan CONSCIENTEMENTE por combatirla.
Y todos esos hombres también, que se implican en la lucha y lo reflejan en el trato cotidiano, porque saben que es lo más importante, y que el manantial de la igualdad está en los pequeños detalles del día a día.

Pero pensé sobre todo en otras mujeres de hierro.
Mujeres sin educación ni capacidad comunicativa para pedir, recitar o cantar igualdad.
Mujeres que ni si quiera saben que tienen que luchar por ello, porque su educación no contempla tales reivindicaciones.
Mujeres que a pesar de todo ello luchan por esa igualdad sin saberlo. Porque a fin de cuentas, el deseo de igualdad es innato y aunque pongamos corazas religiosas, educativas o políticas, burkas o bozales para aplacarlo, el deseo rezumará por los poros de nuestra piel.

Mamma, entre otras muchas, es una de estas mujeres de hierro.
Ella es nómada. Siempre lo fué.
Actualmente vive sola, con su hijo de 5, o quizás 6 años (¿qué importa la edad en su forma de vida?)
Se divorció por voluntad propia y con motivos convincentes: se negó a la poligamia impuesta.
Tiene 4 hijos más que viven con su ex marido.
No tiene trabajo, ni medios para cambiar de vida, y a pesar de ello decidió salir adelante sola, buscarse la vida y no depender de un hombre para existir.

(foto de Mariano Bartolomé)
(foto de Mariano Bartolomé)

Mamma Addi es un ejemplo de lucha y valor, donde la reivindicación de los derechos individuales prevalece y rebasa la cultura y educación recibidas:
http://tourpormarruecos.com/blog/proyecto-solidario/

Películas que vi y revi-ví estos días, y también me inspiraron y movieron a escribir esto:
http://lafuentedelasmujeres.es/

https://www.youtube.com/watch?v=A23mN_QjNys

Soy Alicia, el alma nómada que escribe este humilde blog.
Descubrí mi pasión por el desierto en 2010, y ahora vivo Africa.
Cambié el asfalto de Granada por las dunas de Erg Chebbi, en Marruecos, dónde combino una vida sencilla y tranquila en el desierto, con una vida viajera itinerante por el mundo.
Tengo una agencia de viajes alternativos. Fotografío y escribo.
Like Be the first one who likes this post!

Un comentario en esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =