Festival multicultural entre dunas

II Edición del Festival Internacional de Merzouga “des musiques du monde”

 

  •  El festival
  •  Exaltación Amazigh
  •  Consecuencias del festival (positivas)
  •  La otra cara del intercambio cultural (lo negativo)

El festival
Este fin de semana tuvo lugar, el tan esperado II certamen del Festival Internacional de las músicas del mundo de Merzouga. Pudimos disfrutar de su primera edición hace poco más de un año, a finales de 2012, aunque con menos publicidad, acogimiento y repercusión que en ésta ocasión. La organización del festival pretende con él, un intercambio y enriquecimiento cultural, entre las más de 30 nacionalidades representadas, y reivindica un turismo responsable y en respeto con la naturaleza. musicos KhamliaDurante 3 días, hemos podido disfrutar de música y folclore marroquí, además de ritmos africanos y mediterráneos, danza y otro tipo de acontecimientos, como la maratón solidaría o las actividades llevadas a cabo por la Asociación de Jóvenes de Hassi Labiad y la Asociación Jarit. Todo ello en un entorno idílico, a los pies de las naranjas dunas de Erg Chebbi. Con un cartel bastante completo, se dejaron ver grupos españoles, así como de los diferentes estilos de música de Marruecos: África United, Bambaras, Piegeons du Sable, Imodda, Tawargit, Abdelhrim El Ghorfi, Imdiazen, …. Grupo L'Afrik Exaltación Amazigh
Sin duda, tres de los grupos más vitoreados, cantados y bailados, entre otros, fueron: Imodda (conocidos también en la zona como Tinariwen de Merzouga), los músicos gnawa de Khamlia (que lograron el trance de más de un asistente) y Tawargit. Los 2 primeros por encontrarse en su zona, donde son bien conocidos y reconocidos, y porque nos encontrábamos “entre amigos”, y el último, Tawargit, por el gran acogimiento recibido por el sentimiento que sus letras producen en la población Amazigh. Los jóvenes (y no tan jóvenes) bereberes de la zona se agolpaban contra la valla ondeando sus banderas Imazighen (plural de amazigh), y con sus 3 dedos al alza en señal de: “soy amazigh” DSC_1799El grupo, que sucede a la anterior formación “Saghru Band” hasta la muerte de su fundador y cantante N’Ba, se caracteriza por un estilo de música que combina diferentes instrumentos (Guitarras, flautas, percusión…) con sonidos inspirados en la música tradicional bereber, y una clara influencia de sonidos internacionales. Pero lo que verdaderamente hay que destacar de éste grupo, es la importancia de sus letras, que reivindican la libertad y dignidad de la cultura Amazigh. Es por ello que hacen uso de su propia lengua para expresar su dolor, anhelos y sueños (Tawargin significa “sueño”) de conservar una cultura e idiomas milenarios y de transmisión meramente oral.

DSC_1761DSC_1789

DSC_1776BanderaBereber Consecuencias del festival (positivas)
Cierto es, que éste tipo de festivales multi-musicales, causan un efecto positivo en el enriquecimiento que se produce con el intercambio de las diferentes culturas que participan en él, como asistentes o como componentes. Teniendo en cuenta, además, el impulso que supone para muchos de estos grupos el darse a conocer a un nivel internacional. A mí, personalmente, me gustó mucho poder disfrutar de un buen rato de la música que tanto escuchamos en el desierto y que todo buen marroquí lleva en la tarjeta de memoria de su teléfono. Pero gocé más aún, viendo un público tan variado y pudiendo compartir el momento de la misma forma, con amigos naturales de Marruecos, extranjeros, mujeres y niños. Aparentemente esto es “lo normal” (¿¡y que es “lo normal”!?), pero en ésta zona del desierto, donde las costumbres son más bien tradicionales y arcaicas, no es habitual ver a las mujeres siendo partícipes de éste tipo de festivales y mezcladas con un público extranjero. (Un punto y aparte son las festividades y celebraciones propias, donde entre mujeres se desinhiben de forma brutal!) En esta ocasión fue muy bonito que todos/as pudiéramos compartir ese momento de ocio. DSC_1734 Pigeons du Sable La otra cara del intercambio cultural (lo negativo)
Pero no siempre todo es positivo en un intercambio cultural, sobre todo si los que venimos de fuera, no nos portamos en concordancia a la cultura que “invadimos” Incluso a mí, (después de 4 años por el desierto), extranjera procedente de una cultura occidental bastante abierta, me resultan chocantes los escotes hasta casi el ombligo, los pantalones tan cortos que dejan al descubierto media nalga, las muestras de cariño desmesuradas y el consumo de alcohol en exceso frente a un público mayoritariamente musulmán. Estas actitudes o conductas pueden pasar bastante desapercibidas en España – y en otros muchos países- pero desde luego no dejan indiferentes a la población autóctona del desierto – amigos y amigas de diferentes edades- que tras el festival me comentaban a mí, y comentaban entre ellos lo observado, asegurando incluso haberse sentido incomodos/as con algunas situaciones. A mí me enseñaron que “donde fueres, haz lo que vieres” DSC_1782Y, no es que no bebas alcohol, que no tengas gestos cariñosos con tu pareja, o compañero/a de turno. Ni que te coloques un velo cubriéndote el pelo o que pasees con Burka. Es, que no tengas actitudes que puedan dañar la sensibilidad, no de 2 o 3 personas, sino de una sociedad, de una cultura, de una mentalidad, poco acostumbrada a ello. Se trata de buscar un equilibrio basado siempre en el respeto a la cultura en la que nos introducimos, sin agredir a nuestros principios. Ellos aceptan ciertas cosas, nosotros somos más comedidos con ciertas otras, y todos disfrutamos de un festival de música y nos quedan ganas de volver en una próxima ocasión. In sha allah ¡! DSC_1744

Soy Alicia, el alma nómada que escribe este humilde blog. Descubrí mi pasión por el desierto en 2010, y ahora vivo Africa. Cambié el asfalto de Granada por las dunas de Erg Chebbi, en Marruecos, dónde combino una vida sencilla y tranquila en el desierto, con una vida viajera itinerante por el mundo. Tengo una agencia de viajes alternativos. Fotografío y escribo.
Like Be the first one who likes this post!

8 comentarios en esta entrada

  1. Es curioso. Pero me impresionó tu excelente equilibrio. Especialmente en tu forma de vestir, guardaba el punto justo entre ambas culturas con un gusto exquisito.
    Gracias por compartir estas preciosas historias.

    1. Gracias por leerlas Amparo!!
      “No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fé de los demas, el mismo respeto que se tiene por la propia”.
      Mahatma Gandhi

  2. Tuve la gran suerte de formar parte de la primera edición y esta vez aun estando lejos he sentido las melodías desde aquí, mi corazón allí estaba!! Este festival es cierto que es una genial oportunidad sobretodo para la comunidad de la zona para descubrir y compartir actividades a las que no están acostumbrados, es maravilloso ver a esas mueres curioseando y danzando en conjunto con el resto, chavales, turistas, tarados….pero es inevitable hacer comentarios sobre esos aspectos negativos que traen la falta de decoro y comportamiento de algunos…. estoy totalmente contigo, a mi también me enseñaron que y es una pena, que desde hace algún tiempo partes de nuestro querido erg chebbi (y su alrededores..) son amenazados por unos comportamientos que en el desierto aun no saben ni como asimilar… están fuera de lugar y dejan de lado todo respeto por una forma de vida y unos valores que al final, como sjempre, se van a evaporar…

  3. Muy buenas a todos, es un gran honor para mi muchas noches sin dormir pensando como podemes com vivir somos muchos pueblos muchas nacionalidades y muchas culturas mi pregunta siempre podemos vivir y compartir? Si estamos en lugar perfecto para ello.
    La ssociacion saharien por el desarollo cultural, turistico y deportivo siempre piensa en dar le mejor siempre con la ayuda de todos los que nos aportan nuevas ideas a compartir. Muchas gracias a todos desde el desierto. La 3 idecion esta en marcha nos vemos inchllah.

    1. Gracias por pasar por el blog!
      Inchallah la 3ª edición nos traiga mucha mas música y buenos momentos. Y que cada año venga con mas actividades y posibilidades que beneficien principalmente a todos los vecinos de los pueblos adyacentes al Erg Chebbi.
      Como critica constructiva a tener en cuenta para la próxima edición:
      la organización del primer año era mas familiar e integradora, ya que nos permitía disfrutar de los conciertos cerca del escenario a todos por igual.
      Este año, al haber una zona “VIP” tan grande, dejaba al resto del pueblo muy lejos del escenario, y con una enorme isla de sonido en el centro que tapaba bastante visión.
      yo, a pesar de disponer de un pase para acceder a la zona de la organización, solo lo usé para hacer algunas fotografías. El resto del tiempo me vi obligada a alejarme del escenario para poder disfrutar de la música con mis amigos y amigas de la zona, pero el sonido y la proximidad eran claramente peores..
      Creo que hay que dar prioridad, no solo a extrangeros y propietarios de hoteles o subvencionadores, ya que al fin y al cabo, el sentido al festival tambien se lo dan los propios habitantes del desierto que acuden con ilusión, por eso me parece que han de tener una mejor posición.

      Enhorabuena por el éxito y por sacar adelante el proyecto por 2ª vez consecutiva!

  4. Ojala que haya gente o sponsor o governos o ayuntamento… que acojan el festival no puedo pagar otro festival de mi volcio.
    estoy cansado de escuchar tantas criticas baratas y nadie habla de la fenanciacion del festival.
    hoy en dia la gente tiene talones o chiques por cobrar no es facel hacer le que hemos hecho y le que estamos haciendo para que este pueblo salga delante.

    1. Bueno, una cosa es ·”criticas baratas” y otra “criticas constructivas”
      La financiación del festival es la financiación del festival, y el desarollo y organización del festival otra cosa.
      Se crece como festival, tanto con el dinero que aporten sponsor y gobiernos o ayuntamientos como con las criticas constructivas de la gente que asiste al festival y ve formas de mejora.
      Creo que ambas cosas son muy importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 1 =